Otros miembros de tu equipo para comprar un negocio.

Otros miembros del equipo: Abogados.

Si ya tienes un negocio, probablemente hayas contratado a un abogado de vez en cuando. Es posible que el abogado revisó tu contrato de arrendamiento comercial, redactó un contrato entre tu y un contratista independiente, o te representó en una demanda o en una audiencia de arbitraje. Si es así, ya estás familiarizado con el tipo de cosas que un abogado puede hacer por un pequeña negocio. Pero si ahora no estás en el negocio o es la primera vez que compra uno, es posible que no conozca los muchos lugares en la transacción donde un abogado puede ayudarte.

El punto clave aquí no es necesariamente que tu abogado deba hacer todo; es que debes comprender que un abogado puede ayudarte con algunos pasos importantes del proceso de compra según sea necesario. La cantidad de ayuda legal que compre es tu decisión. Especialmente si hay mucho dinero involucrado en la compra, puede que, en el esquema general de las cosas, los honorarios del abogado sean un artículo relativamente pequeño, o sea, que te resulte rentable pedirle a un abogado que haga una parte del trabajo. Por el contrario, si estás contando cada centavo, te sentirá inclinado a hacer tú mismo la mayor parte de las tareas.

Con la ayuda de estas publicaciones y tu Business Broker, puedes preparar una lista continua de tareas para las cuales te gustaría la ayuda de un abogado. Al hacer esto, reducirás las posibilidades de que omitas cualquier asesoramiento o servicios necesarios. Un abogado con experiencia debería ser capaz de lidiar con la mayoría de los aspectos de la compra de una pequeña empresa, pero es posible que necesites ayuda legal más especializada en algunos casos, por ejemplo, si hay problemas ambientales o de propiedad intelectual.

Situaciones especiales que requieren la ayuda de un abogado.

Aquí hay tres situaciones especiales en las que casi siempre es necesario consultar a un abogado:

  • Estás comprando un negocio que opera bajo una franquicia. Los procedimientos son considerablemente más complicados que los de comprar un negocio de propiedad y operación independiente. Es casi seguro que el contrato de franquicia limitará la libertad del vendedor para negociar los términos de una venta de varias formas significativas, todas las cuales deben permitirse. Un abogado puede ayudar a asegurarte de que tu compra sea consistente con los términos del contrato de franquicia y que el franquiciador la acepte. (Revisa “Quiero ser dueño de un negocio: Hay tres maneras de hacerlo.” para conocer las precauciones acerca de entrar en un acuerdo de franquicia).
  • El negocio necesita una licencia o permiso emitido por una agencia reguladora estatal o local. El procedimiento para transferir una licencia o permiso a un nuevo propietario difiere de un lugar a otro. Entonces, si bien aquí te explicamos el papel de las licencias y los permisos con cierto detalle, necesitarás información adicional o ayuda para que se te transfieran. Si tienes problemas para navegar por la burocracia por tu cuenta, un abogado puede eliminar la burocracia.

Comprender los honorarios de los abogados.

Lo más probable es que los abogados con los que hables te cobren por hora, a menudo en el rango de $350 a $500 por hora o más, según el lugar donde viva y la experiencia del abogado. Más barato no siempre es mejor, ya que los abogados con más experiencia que cobran tarifas más altas pueden ser más eficientes y costarte menos a largo plazo. Con base en lo que deseas que haga el abogado, intenta obtener una estimación de cuáles serán probablemente los honorarios legales totales por los servicios que necesitas. Pero ten en cuenta que la mayoría de los abogados se mostrarán reacios a comprometerse con un precio firme, porque las horas de servicio que usarás en última instancia son inherentemente impredecibles. El tiempo invertido dependerá de la cantidad de ayuda que necesites y de la rapidez con la que se realice la venta, y de si hay grandes fallas en el curso de la compra. Aun así, una estimación aproximada es mejor que nada.

Para mantener tus costos legales bajo control, debes estar bien organizado. Reúne todos los documentos importantes antes de reunirte con el abogado y ven preparado con una lista escrita de preguntas y temas de discusión. Además, insiste en que te den una factura detallada cada mes. Si por alguna razón tus facturas iniciales son más de lo que esperabas, no pagues; llama al abogado y discute tus preocupaciones.

Otros miembros del equipo: Contadores.

Tu sabes, por supuesto, que los contadores tratan con números y están inmersos en los misterios de las leyes fiscales. Si ya estás utilizando un contador en un negocio existente, por ejemplo, para preparar tus declaraciones de impuestos y estados financieros, o para asuntos financieros personales, tienes una idea de lo que él o ella puede hacer por ti. Pero si nunca has comprado un negocio, es posible que no sepas completamente cómo puede participar un contador en esta etapa del juego.

Es probable que tu mejor fuente de ayuda contable sea un contador público certificado (CPA), debido a los rigurosos requisitos para obtener esa designación. Pero una advertencia: no todos los CPA están calificados para brindar todos los servicios necesarios en la compra de un pequeño negocio. Esto se debe a que muchos CPA se especializan en la preparación de declaraciones de impuestos individuales, pero no ayudan de manera rutinaria en las compras de negocios. De ello se deduce que deberás investigar un poco para ver si el CPA que estás considerando tiene profundidad en el tipo de trabajo con el que necesitas ayuda. Y especialmente si estás buscando un CPA para ayudar a determinar el valor del negocio, averigüe si el CPA es un “Certified Valuation Analyst”. Es más probable que un CPA con esta certificación tenga las habilidades de valoración que estás buscando que uno que carezca de esa certificación. (Para obtener más información sobre estos especialistas, consulte el sitio web de la Asociación Nacional de Analistas de Valuación Certificados (National Association of Certified Valuation Analysts, www.nacva.com).

El proceso de encontrar el CPA correcto es más o menos paralelo al de encontrar un abogado de negocios adecuado. Tu mejor apuesta es consultar con tu Business Broker quien puede darte buenas pistas.

Los CPA se enumeran en las páginas amarillas bajo “Contadores (accountants)”. También puedes usar internet en tu búsqueda, comenzando con el sitio del Instituto Estadounidense de Contadores Públicos Certificados (American Institute of Certified Public Accountants, www.aicpa.org y www.cpadirectory.com).

Al igual que cuando trabajas con un abogado, vale la pena desarrollar una relación de colaboración con tu CPA para que puedas decidir el nivel exacto de servicios que deseas o necesitas. Si tienes una facilidad razonable con los números, sin duda puedes ahorrar dinero haciendo gran parte del trabajo tu mismo. Pero incluso si eres muy bueno con los números, es posible que desees recurrir a un contador para que te ayude con los aspectos fiscales de tu compra.

Al igual que los abogados, los contadores suelen cobrar por sus servicios por hora.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top
Asesoría inmediata por WhatsApp.