fbpx

Protección de la información confidencial del vendedor.

Protección de la información confidencial del vendedor.

Índice

La función de los Acuerdos de Confidencialidad.

Es comprensible si eres cauteloso, o incluso un poco paranoico, cuando consideras divulgar información confidencial sobre tu negocio. Si bien no es la norma, sin duda hay personas deshonestas que pueden intentar engañarte para que pienses que son compradores sinceros, mientras que su objetivo real es entrometerse en tus asuntos comerciales. También es cierto que si se va a cristalizar un acuerdo para vender tu negocio, tendrás que compartir mucha información confidencial con el comprador. Nadie pagará un buen dinero por un negocio supuestamente valioso sin investigar cuidadosamente cómo funciona. “¡Confía en mí!” no satisfará a la mayoría de los compradores, cuya respuesta casi seguro será “Muéstrame”.

La pregunta es cómo hacer esto con el menor riesgo posible. Básicamente, a menos que estés tratando con un miembro de la familia, un amigo cercano o alguien más a quien conozcas bien y en quien confíes totalmente, deberias retener la información que podría proporcionarle a un competidor potencial una ventaja competitiva hasta que hayas aprendido lo antes posible, tanto como sea posible sobre el carácter y la reputación del comprador. En “Cómo evaluar a los prospectos compradores” tienes algunos consejos para hacer esto.

Una vez que hayas llegado a la conclusión razonable de que el comprador potencial es digno de confianza, el siguiente paso es exigirle a esa persona que firme un acuerdo (llamado acuerdo de confidencialidad o acuerdo de no divulgación) comprometiéndose a mantener la confidencialidad de tu información. Esto tiene dos propósitos importantes. En primer lugar, destaca el hecho de que lo que le estás dando o mostrando al comprador ess material sensible que debe tratarse de forma confidencial. En segundo lugar, crea una obligación legal de respetar tu propiedad de la información. En el acuerdo de confidencialidad, buscas que el comprador acepte no usar los datos confidenciales y, lo que es igualmente importante, no compartirlos con nadie más, excepto posiblemente con el asesor profesional del comprador, como su Business Broker.

Hay otra inquietud que puedes tener que también se puede tratar en un acuerdo de confidencialidad o en una carta. El problema surge cuando un comprador potencial es alguien que actualmente compite contigo o que puede abrir un negocio competitivo más adelante. Te gustaría que esa persona aceptara no intentar contratar a ninguno de tus empleados. Esto es importante cuando te das cuenta de que los empleados a largo plazo saben tanto sobre tu negocio que su salto podría dar una gran ventaja a un competidor.

Tus objetivos gemelos de mantener la información confidencial y disuadir a los compradores de llevarse a los empleados clave se pueden lograr mediante la presentación de tu acuerdo de confidencialidad en forma de contrato tradicional, pero es igualmente eficaz y, a veces, menos intimidante para un comprador asustadizo si utilizas una carta como la que se muestra a continuación. Puedes usar esta carta de confidencialidad de muestra como punto de partida en su propio acuerdo, editándola según sea necesario para que se ajuste a tu propia situación. Por ejemplo, es posible que desee que el comprador potencial acepte no revelar que tu empresa está a la venta. Si estás especialmente preocupado por la confidencialidad, tiene sentido que tu Business Broker revise la carta antes de presentársela al comprador.

Como recompensa por haber llegado a este punto de la lectura, puedes descargar el Acuerdo (o Carta) de Confidencialidad aquí. Es recomendable que siempre revises para asegurar que estas utilizando un formulario vigente.

Al hacer que el comprador o los compradores firmen una copia de la carta de confidencialidad y te la devuelvan, la carta se convierte en un contrato legalmente vinculante.

Haz una lista de lo que entregas o muestras al comprador y adjúntala al acuerdo de confidencialidad que firma el comprador. Como alternativa, puedes pedirle al comprador que te dé un recibo detallado y firmado por el material que entregas, especialmente cualquier cosa que sea muy sensible. De esa manera, si luego es necesario hacerlo, puede establecer que la información provino de ti y no de fuentes independientes, como puede afirmar un comprador sin escrúpulos. Además, para evitar la copia indebida de material confidencial, considera solicitar que la revisión de la información confidencial por parte del comprador se lleve a cabo en tus instalaciones y en tu presencia. El comprador puede memorizar algunos nombres de tu lista de clientes, por ejemplo, pero no la lista completa.

Los acuerdos de confidencialidad no son infalibles.

Si bien es muy recomendable, ten en cuenta que un acuerdo de confidencialidad no le brindará ni cerca del 100% de protección. Aquí hay algunas razones por las que eso es así:

  • El comprador puede usar o divulgar indebidamente la información y es posible que tu nunca te entere.
  • Incluso si te enteras de que el comprador potencial ha usado o divulgado información que tu crees que pertenecía a tu negocio, es posible que no puedas probar ante el tribunal que el comprador obtuvo la información de ti y no de alguna otra fuente.
  • Incluso si puedes probar que la información provino de ti y que se divulgó o usó de manera inapropiada, es posible que no puedas establecer en una demanda posterior que, como resultado, tu empresa perdió negocios significativos o sufrió pérdidas significativas de dinero.
  • Una demanda puede ser costosa y el resultado no siempre es predecible, lo que significa que incluso si un posible comprador hace un mal uso de tu información, tu puedes decidir que no es prudente demandar al comprador por uso o divulgación indebidos.

En resumen, aunque siempre es prudente insistir en recibir un acuerdo de confidencialidad antes de revelar información confidencial a cualquier comprador, es un error creer que brindará una protección total.

Comprar un negocio

Un acuerdo de confidencialidad no siempre detendrá a los ladrones. Así como un ladrón de bancos no se detiene por el hecho de que el robo de un banco es un delito federal, los competidores sin escrúpulos pueden firmar todo tipo de documentos de confidencialidad y, sin embargo, intentar estafarte. No reveles información confidencial sin realizar una verificación exhaustiva de los antecedentes del comprador. Si aparece de repente un posible comprador que parece demasiado bueno para ser verdad, tu mejor opción es reducir la velocidad hasta que tengas la oportunidad de hacer una búsqueda de antecedentes y referencias. Si eso no revela un borrón y cuenta nueva, o simplemente te siente incómodo con la integridad del comprador, prepárate para retirarte de las negociaciones en lugar de compartir tus secretos comerciales con alguien que pueda dañar tu negocio u obtener una ventaja injusta.

Artículos relacionados:

Comparte este Post:

Scroll al inicio

Te responderemos en breve

Asesoría sin costo Ahora