El contrato de venta: Pasivos y Declaraciones.

El contrato de compra: Pasivos y Declaraciones

Índice

Pasivos en una venta de activos.

Desde un punto de vista legal, cuando vendes los activos de tu negocio, tu o tu entidad corporativa o LLC, o ambos, seguirán siendo responsables de todas las obligaciones preexistentes. Esto significa que normalmente el comprador no tendrá que preocuparse por quedarse atascado por estas. Ocasionalmente, sin embargo, un comprador puede aceptar asumir la responsabilidad de algunas obligaciones. Esta sección cubre ambas posibilidades. Proporciona dos alternativas a una cláusula sobre Deudas y Otros Pasivos del Vendedor, dependiendo de si el comprador asume o no algún pasivo.

El comprador no asume ningún pasivo en una venta de activos.

Para asegurar aún más al comprador que no habrá ningún problema con las responsabilidades pasadas, puedes incluir una o más de las siguientes opciones:

Opción 1: Indemnización del Comprador.

Para ayudarte a comprender cómo funciona esta indemnización, supongamos que dos meses después del cierre, llega una factura de un proveedor por los bienes que se vendieron a tu negocio antes del cierre. Si el proveedor trata de cobrarle al comprador o amenaza con embargar cualquiera de los bienes que tu vendiste, esta cláusula te obliga a pagar cualquier defensa legal además de pagar la deuda o la sentencia. El comprador probablemente querrá esta garantía personal además de la garantía de la entidad.

Opción 2: Indemnización del vendedor.

De manera similar, tiene sentido incluir lenguaje donde el comprador te proteja de la exposición a cualquier deuda que surja después de que el comprador se haga cargo del negocio. El lenguaje de Indemnización del Vendedor es un reflejo de lo que tu te comprometes a hacer por deudas pasadas.

El comprador asume algunas o todas las responsabilidades en una venta de activos.

Si bien es algo inusual, es posible que en una venta de activos el comprador acepte asumir la responsabilidad de pagar algunas o todas las deudas y obligaciones de tu negocio a cambio de una reducción de precio adecuada. Por ejemplo, si los activos incluyen un sistema telefónico en el que todavía hay que hacer los pagos correspondientes a un año, el comprador puede aceptar hacerse cargo de los pagos mensuales. O tal vez un cliente sufrió daños menores a la propiedad porque un producto que instaló no funcionó correctamente, pero debido a que aún no se sabe con certeza el alcance del daño, el reclamo no se ha resuelto. El comprador puede estar dispuesto a lidiar con el reclamo y pagar cualquier liquidación, dentro de lo razonable, en un intento por mantener una buena relación con el cliente. Si tu y el comprador acuerdan que el comprador pagará ciertas deudas o será responsable de responsabilidades particulares, se deberá incluir el lenguaje apropiado en el acuerdo de venta.

Pasivos en una venta de entidad.

En una venta de entidad, los pasivos del negocio pertenecen a la entidad corporativa, LLC o sociedad y continúan siendo responsabilidad de esa entidad después de que se transfiera al nuevo propietario. Aún así, como parte del trato, tu y cualquier copropietario pueden acordar que se ocuparán personalmente de una o más obligaciones existentes de la entidad. Si es así, puede utilizar una cláusula para tratar este problema.

Puede usar este tipo de cláusula para asegurarle al comprador que has revelado todas las deudas conocidas de la entidad y que serás personalmente responsable de pagar cualquier deuda conocida de la entidad que no haya informado.

Ten en cuenta que, independientemente de lo que diga tu contrato de venta, es posible que ya te hayas comprometido a ser personalmente responsable de algunas deudas de tu entidad. Por ejemplo, el banco que prestó dinero a tu corporación o LLC probablemente te exigió que garantizaras personalmente el pago. De manera similar, una empresa que otorgó crédito a tu negocio por bienes o servicios puede haber requerido el mismo tipo de garantía personal. A menos que los prestamistas o los acreedores acuerden liberarte, seguirás siendo personalmente responsable de estas deudas incluso después de que el negocio cambie de manos. Si las deudas son relativamente pequeñas y la entidad parece estar en buena forma financiera, el banco u otro acreedor puede acordar liberarte de tu responsabilidad personal, aunque no será una tarea fácil. Aumentará sustancialmente tus posibilidades de obtener una liberación si el comprador es financieramente fuerte y está dispuesto a ser sustituido por ti en la garantía personal.

Declaraciones (representations): qué son y por qué son importantes.

La decisión del comprador de comprar tu negocio se basará no solo en su propia investigación (discutida en “El comprador investiga tu negocio) sino, igualmente importante, en tus declaraciones (escritas u orales) sobre los ingresos y gastos anteriores del negocio. Además, el comprador también asumirá razonablemente que ciertos hechos son ciertos, por ejemplo, que tu o tu entidad comercial son propietarios de los activos que has puesto a la venta, a menos que haya indicado lo contrario.

De manera similar, desde tu perspectiva, especialmente si estás vendiendo a plazos, tu decisión de vender a un comprador en particular se basará en cierta medida en los documentos que indican la posición financiera del comprador.

Tradicionalmente, los compradores y vendedores capturan estas declaraciones y suposiciones en una parte del acuerdo de venta denominada declaraciones o, a veces, declaraciones y garantías.

Tradicionalmente, los compradores y vendedores capturan estas declaraciones y suposiciones en una parte del acuerdo de venta denominada declaraciones o, a veces, declaraciones y garantías.

  • Declaraciones (Representations). En lenguaje sencillo, una representación es simplemente una declaración de un hecho pasado o existente. Ejemplo: “El vendedor declara que las ventas brutas de los 12 meses que terminaron el 31 de diciembre de 2021 fueron de $300,000”.
  • Garantías (Warranties). Una garantía es una promesa o garantía de que los hechos existentes o futuros son o serán ciertos. Ejemplo: “El vendedor garantiza que la unidad HVAC estará en buenas condiciones durante los 24 meses posteriores al cierre”.

Como bien puedes imaginar, la distinción entre una representación y una garantía puede volverse muy confusa, por lo que los documentos legales generalmente usan los términos en conjunto, como en: “El vendedor declara y garantiza que…”. De esa manera, todas las bases están cubiertas, y así es como las cláusulas abordan el tema.

El punto importante es que las cláusulas de declaraciones y garantías en su contrato de venta pueden tener serias consecuencias legales. Si resulta que sus declaraciones no son ciertas, especialmente si estabas engañando a sabiendas, puedes ser responsable ante el comprador por daños financieros, además de que el comprador puede deshacer la venta antes o incluso después del cierre. Del mismo modo, el comprador será responsable ante ti de la veracidad de sus representaciones y garantías.

El hecho de que normalmente debas incluir representaciones y garantías en tu acuerdo de venta nuevamente subraya por qué es tan crucial que, como se explica en “El comprador investiga tu negocio“, proveas al comprador información escrita y oral 100% precisa. Para lograr esto, es clave que representes solo la información que conoces personalmente, no las cosas de las que estás bastante seguro, o espera, que sean ciertas. Si tienes alguna duda sobre cualquiera de los elementos clave que enumeras en sus representaciones (por ejemplo, que un edificio no contiene asbesto), es mejor incluir las palabras “según el mejor conocimiento del Vendedor” antes de esa representación.

Las siguientes dos secciones brindan cláusulas sugeridas que puedes usar para construir la parte del acuerdo de venta que aborda las representaciones y garantías.

El alcance y el detalle de las representaciones y garantías en las que insistirá el comprador dependerán de una serie de factores, que incluyen:

  • El poder de negociación relativo de ti y el comprador. Alguien que está ansioso por comprar su negocio por un precio atractivo o porque encaja muy bien con el negocio existente del comprador puede exigir pocas representaciones. Por el contrario, alguien que está pagando mucho dinero, según su proyección de un futuro prometedor, puede esperar declaraciones y garantías más amplias.

  • La capacidad del comprador para investigar a fondo tu negocio. Si el tuyo es un negocio pequeño y sencillo, y tus finanzas y activos son relativamente fáciles de entender, el comprador puede contentarse con mirar los registros comerciales, hacer algunas preguntas y requerir pocos detalles en la cláusula de declaraciones. Pero si tu negocio es más complejo (tu posees muchos derechos de autor valiosos, por ejemplo) y los hechos sobre tus finanzas u operaciones son más difíciles de descifrar, el comprador puede querer que hagas representaciones mucho más extensas, pensando que tu estás en el anzuelo, legal y financieramente, si haces falsas declaraciones.

  • La naturaleza de tus operaciones comerciales. Por lo general, es probable que el comprador no sea demasiado exigente si tienes un negocio de servicios simple, como una peluquería. Pero si tu negocio es más complicado, por ejemplo, fabricas, vendes y reparas maquinaria potencialmente peligrosa, puedes anticipar que el comprador esperará más de ti a través de representaciones detalladas. Por ejemplo, el comprador puede querer que hagas representaciones sobre reclamos de responsabilidad por productos defectuosos pasados y pendientes, historial de reclamos de compensación para trabajadores y posibles peligros ambientales.

Cuando venda los activos de una corporación o LLC, no te sorprendas si el comprador te pide a ti y a los demás propietarios (todos los accionistas o miembros) que se responsabilicen personalmente de las representaciones y garantías. También deberás incluir el lenguaje apropiado en la parte de la firma del acuerdo de venta. Si bien esta puede ser una solicitud razonable, ten en cuenta que si las representaciones resultan ser falsas o las condiciones que estás garantizando resultan ser diferente, el comprador puede demandarte a ti y a los demás propietarios personalmente. Y si la demanda del comprador tiene éxito, tus bienes personales están en riesgo para satisfacer la sentencia. El comprador también puede cancelar el trato y obtener un reembolso completo si un tribunal determina que la información falsa fue un componente esencial de la decisión del comprador de completar el trato.

Tambien debe establerse que las representaciones y garantías sobrevivirán (durarán más allá) del cierre, enfatiza que dos años después, si el comprador descubre que has proporcionados información inexacta sobre el negocio, puedes ser demandado. Sin embargo, incluso sin esta cláusula, es muy probable que continúe siendo responsable ante el comprador por tus declaraciones, al menos hasta que expire el plazo de prescripción aplicable.

Al hacer representaciones en el acuerdo de venta, hay dos buenas maneras de ayudar a protegerte contra la responsabilidad no intencionada. La primera, como se mencionó anteriormente, es calificar una declaración precediéndola con las palabras “según el leal saber y entender del Vendedor”.

La segunda técnica de protección es enumerar las excepciones necesarias a tu representación general.

Dependiendo del tipo de entidad que estés vendiendo el negocio, el acuerdo de venta debe ser firmado personalmente por cada socio, accionista o miembro de tu entidad, lo que significa que siempre debes estar al tanto de tu exposición a responsabilidad personal.

Declaraciones del comprador.

Como vendedor, también deberias solicitar representaciones del comprador. Por lo general, un vendedor tiene menos cosas desconocidas de las que preocuparse que un comprador, por lo que es probable que necesites menos representaciones. Esta cláusula se puede utilizar para la venta de un activo o de una entidad.

www.floridanewdream.com.

Artículos relacionados:

Comparte este Post:

Subscríbete para Recibir nuevos Artículos como este:

Scroll to Top

Te responderemos en breve

¿Seguimos en contacto?

Si has visitado nuestra web es porque te ha interesado algo de la información que compartimos para comprar o vender negocios. Debes saber que la mantenemos siempre actualizada. 

Business Broker Jose Miguel Arreaza

José Miguel Arreaza

Business Broker en Florida

Registrate Gratis Ahora

Asesoría inmediata por WhatsApp.