Deducir gastos de compra

Deducir algunos gastos de comprar un negocio.

Deducir gastos relativos a la compra.

En esta publicacion vasmos a resumir el tratamiento fiscal de deducir gastos de compra del negocio, incluidos:

  • El precio de compra si compras una entidad. Tu base fiscal es lo que pagas por la entidad. Si posees la entidad durante más de un año y luego la vendes, deberá impuestos sobre la ganancia a la tasa de ganancia de capital a largo plazo. Durante tu período de propiedad, la entidad puede tomar deducciones por depreciación de cualquiera de sus activos que aún no se hayan depreciado por completo.
  • El precio de compra si compra activos. Tú y el vendedor distribuyen el precio de venta entre diferentes categorías de activos. Entonces puedes comenzar a depreciar los activos en función de lo que pagaste por ellos. Esto está permitido incluso si el vendedor ya depreció los activos.
  • El precio que le pagas al vendedor por un pacto de no competir. Amortizas esta tarifa durante un período de 15 años.
  • Las cantidades que pagas a los vendedores por los servicios como empleado o contratista independiente. Tu deduces estos montos como gastos comerciales corrientes en los años en que los pagas.

La mayor parte del dinero que gastas para comprar una empresa probablemente se incluirá en una de las categorías anteriores, pero es posible que haya otros costos que no lo hagan. A continuación, presentamos algunos comunes y un poco sobre cómo se tratan a los efectos del impuesto sobre la renta federal.

Deducir gastos de compra: Honorarios profesionales.

En el proceso de compra de una empresa, es posible que deba pagar honorarios a un Business Broker u otros profesionales. Si compras una entidad comercial, estas tarifas se suman a lo que pagas por la entidad, lo que aumenta tu base para efectos del impuesto sobre la renta:

Ejemplo: Miriam y Dario compran todas las acciones de Carleto Producciones Inc. por $200,000. En el proceso, pagan $1,500 a su Business Broker por su ayuda para negociar la compra, redactar los documentos de venta, análisis de las finanzas de la corporación y la orientación fiscal con respecto a su compra. A efectos del impuesto sobre la renta, la base impositiva de Miriam y Dario es de $201,500 ($200,000 + $1,500). Esa cifra se utilizará para determinar el monto del impuesto a las ganancias de capital adeudado si Miriam y Dario finalmente venden las acciones para obtener ganancias.

Por otro lado, si compras activos en lugar de una entidad, los honorarios profesionales se agregan a la base de los activos y pasan a formar parte de los montos que puedes depreciar. Las comisiones se distribuyen entre las distintas clases de activos.

Gastos de puesta en marcha.

Otros gastos asociados con la compra de un negocio incluyen los costos de investigar el negocio que estás buscando adquirir. Si ya estás en el giro y estás comprando un negocio similar, puedes tratar estos gastos de investigación como si simplemente estuviera expandiendo tu negocio existente; en la mayoría de los casos, podrá deducir estos gastos imprevistos en el año en curso.

Si aún no eres dueño de un negocio, o si estás comprando un negocio que no es similar a uno que posees, puedes deducir inmediatamente hasta $5,000 de gastos iniciales en el año fiscal en el que comienzas a hacer negocios. También puedes deducir inmediatamente hasta $5,000 por los costos de crear una entidad como una corporación o sociedad para comprar el negocio. Si usas estas deducciones inmediatas, cualquier costo inicial y organizacional que exceda los límites de $5,000 debe distribuirse durante un período de 15 años.

Deduccion de gastos de compra: Intereses.

Muchas personas que compran una pequeña empresa utilizan el crédito para pagar al menos una parte del precio de compra. Esto es así, por ejemplo, cuando compras un negocio a plazos en el que el vendedor te otorga un crédito, o pide prestados fondos a un banco u otro prestamista por el precio de compra. En cualquier caso, sin duda pagarás intereses. Casi siempre, el interés que pagas es deducible de impuestos cuando lo pagas, pero el “interés de inversión” solo es deducible en la medida en que tenga ingresos de inversión. Es posible que necesite la ayuda de tu Business Broker para resolver esto.

Costos de no comprar un negocio.

Es posible que gastes dinero en comprar un negocio, pero luego decidas no comprar uno. Si solo realizas una búsqueda general o una investigación preliminar, no puedes deducir estos gastos.

Ejemplo: Alicia cree que le podría gustar para comprar un restaurant. Contrata a Eric, un corredor de negocios, para que le muestre restaurantes que estén a la venta en su ciudad. Ella le paga $1,500 por sus servicios. Eric se presenta con seis prospectos. Después de que Alicia revisa la información, desiste de la idea. No puede deducir el dinero que gastó en esta búsqueda general.

Es más, a menos que sea un inversionista (normalmente, alguien que tiene otra inversión), no puedes deducir los costos de intentar adquirir un negocio específico. Pero si eres un inversionista y decides no adquirir un negocio específico que has estado considerando, puedes deducir los costos como gastos de inversión. Tu detallará estos gastos en el Anexo A de tu declaración de impuestos individual.

Ejemplo: Alberto, quien invierte habitualmente en acciones y bonos, está interesado en ampliar su cartera de inversiones comprando un restaurant de comida argentino de Eduardo. Contrata a un Business Broker para que revise los libros de la empresa redacte un contrato de venta y a un inspector estructural para que revise el edificio que alberga la empresa. Desafortunadamente, Alberto y Eduardo no pueden llegar a un acuerdo, por lo que no se hace ningún trato. Alberto puede deducir el dinero que gastó en estos servicios, ya que es un inversionista y los gastos estaban relacionados con un negocio específico.

Deberías formar una corporación para que puedas deducir los gastos de investigación de la compra de un negocio. Has que la corporación pague esos gastos. Si resulta que no compras un negocio, puedes abandonar la corporación y luego reclamar una pérdida por la Sección 1244 o una pérdida de capital por los gastos en los que incurrió la corporación. Consulta a tu Business Broker para más detalles.

Recursos para conocer la ley tributaria.

La Ley federal de impuestos. El código tributario federal contiene miles de páginas en letra pequeña y cambia con frecuencia. Entonces, en muchos casos, acudir directamente a un experto es su mejor opción. Pero si desea ver los formularios del IRS y las instrucciones oficiales, o si tienes una pregunta tributaria específica que te gustaría investigar por ti mismo, aquí hay algunos recursos útiles sobre las consecuencias tributarias federales de comprar un negocio.

Ley de impuestos estatales. Además de las implicaciones del impuesto sobre la renta federal de comprar una empresa, también debes comprender las reglas de impuestos estatales. Si bien muchos estados siguen el patrón de impuestos federales, algunos no lo hacen. Un buen punto de partida para aprender sobre el sistema tributario de Florida es “All States QuickFinder Handbook”, disponible en http://ria.thomsonreuters.com. Además, puedes consulte este sitio web oficial de Florida para obtener enlaces a agencias comerciales y fiscales relevantes (https://www.statelocalgov.net/state-fl.cfm).

En resumen, todas estas herramientas te ayudan a deducir gastos de compra.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top
Asesoría inmediata por WhatsApp.