Si bien es comprensible que el vendedor valore la privacidad de las cuentas del negocio, las listas de clientes y la información clave para el propietario clave, tu necesitas acceso completo a esta información antes de cerrar con un trato. Evaluar el negocio en detalle es la única forma en que puedes decidir racionalmente si comprarlo o no y en qué condiciones. De hecho, tales investigaciones son tan rutinarias y esperadas que los Business Brokers le han dado el nombre de Due Diligence (debida diligencia), como en la frase, “El comprador está haciendo su Due Diligence.
Due Diligence del negocio
En tu investigación, querrás ver no solo las cifras internas de pérdidas y ganancias del vendedor, sino también las que el vendedor ha proporcionado al IRS, como se describe más adelante. Necesitas esos datos para poder armar una imagen de cuán rentable ha sido el negocio y cuán rentable es probable que sea bajo su propiedad. Primero querrás concentrarte en cuánto dinero ha ganado el negocio en los últimos dos años y la tendencia de sus ganancias durante tantos años como sea posible. La perspectiva de las ganancias a más largo plazo es particularmente importante, ya que a menudo es posible que un negocio manipule los gastos para producir una ganancia artificial durante uno o dos años (reduciendo el número de empleados o recortando la cantidad de desarrollo de nuevos productos, por ejemplo), pero es mucho más difícil lograr esto en un período de tres o cinco años.
Solicite AHORA:

Listado de Negocios

Es posible que estes interesado en comprar un negocio en marcha en los U.S.A; solicite aquí un listados de negocios disponibles para ser adquiridos inmediatamente.
Obviamente, si un negocio ha estado perdiendo dinero últimamente, el papeleo que te proporcione el vendedor pondrá un freno a tu interés en comprar. Pero el vendedor puede demostrar a su satisfacción que el negocio ha sufrido solo una recesión temporal. Quizás, por ejemplo, el negocio ha incurrido recientemente en gastos inusuales para expandir en gran medida su línea de productos y las ventas tardarán un tiempo en ponerse al día. O tal vez el negocio está atrapado en una corriente descendente económica a corto plazo que está afectando a todo un segmento del mercado o a toda la comunidad geográfica. Naturalmente, debes mantener un sano escepticismo cuando un vendedor intenta explicar las pérdidas del negocio. Pero a veces la explicación es lógica y convincente, y debes confiar en tu propio conocimiento y experiencia al evaluar la situación.
A veces es razonable que consideres más que los datos brutos de ganancias y pérdidas. El vendedor puede intentar ponerte las cifras en perspectiva a través de un proceso llamado reexpresión (restatement). Por lo general, esto implica eliminar una serie de gastos discrecionales del lado de los gastos del balance general para mostrar que el negocio es en realidad más rentable de lo que parece a primera vista. El salario que la empresa le paga al vendedor o a un miembro de su familia, por ejemplo, puede ser más alto de lo que tendrías que pagar por los servicios de reemplazo. O el vendedor puede haber hecho gastos en varios viajes de negocios, vehículos o membresías de clubes que, aunque son gastos comerciales legítimos, no eran esenciales. Esta puede ser información útil, pero deberás estudiar cuidadosamente cualquier cifra reexpresada que el vendedor prepare para asegurarte de que estás de acuerdo con las suposiciones subyacentes y no estás siendo sometido a algo erróneo.
Los vendedores tienen un incentivo para revelar todos los hechos. Si bien “el comprador debe cuidarse a sí mismo” es siempre una advertencia útil, puede ser reconfortante saber que un vendedor tiene un incentivo para actuar éticamente al brindarte información completa y precisa sobre el negocio. Básicamente, un vendedor que no sea honesto puede terminar en serios problemas legales. Por ejemplo, podrías demandar a dicho vendedor por fraude y tergiversación. Y la deshonestidad del vendedor podría darte derecho a dejar de hacer pagos a plazos, o al menos a deducir sumas para cubrir pérdidas razonablemente atribuibles a las tergiversaciones.

Documentos que el vendedor debe proporcionar

Veamos algunos de los documentos que deberías considerar solicitar al vendedor antes de comprar un negocio. Tu propia lista, por supuesto, dependerá del tipo de negocio involucrado. Y aunque hayas tenido una gran experiencia comercial, es necesario que tengas un Business Broker para que te ayuden a evaluar la información que te brinda el vendedor.
Todo por escrito. Es demasiado fácil para un vendedor decirte cosas oralmente y luego afirmar que la declaración nunca se hizo o que tu no la entendiste. Confía en declaraciones orales bajo tu propio riesgo. Si tu y el vendedor alguna vez se ven envueltos en una disputa legal que gira en torno a lo que el vendedor te declaró sobre el negocio, no es probable que ganes a menos que las declaraciones se realicen por escrito.

Declaraciones de impuestos.

Solicita ver las declaraciones de impuestos sobre la renta del negocio que se remontan al menos a tres años. Una razón para revisar las declaraciones de impuestos, por supuesto, es que el dueño de un negocio tiene una motivación poderosa no solo para ser preciso al proporcionar números al IRS, sino también para llegar a un resultado final “bajo”, para mantener los impuestos al mínimo. Dicho de otra manera, para propósito de impuestos, el vendedor querrá mostrar ganancias en una cifra tan baja como sea legítimamente posible.
Pero como un vendedor inteligente puede señalarte, lo que es un resultado final legítimamente bajo para propósitos de impuestos sobre la renta puede no representar la verdadera rentabilidad del negocio. Por ejemplo, en una declaración de impuestos, el vendedor puede deducir legalmente ciertos elementos de los ingresos brutos que son gastos discrecionales, no esenciales, de funcionamiento del negocio.
Supongamos que al vendedor le gusta viajar. Si es así, el vendedor puede pedirle al negocio que pague el viaje a ferias y convenciones comerciales útiles que se celebran cerca de lugares donde la pesca o el esquí son tan fantásticos que no puede evitar quedarse unos días más. Siempre que el vendedor asigne el costo del viaje aéreo y el alojamiento en el hotel entre negocios y placer de acuerdo con las pautas del IRS, la deducción de la parte correspondiente en una declaración de impuestos es absolutamente legítima. Por lo tanto, el vendedor puede señalarte que algunos gastos de viaje se pueden considerar mejor como costos discrecionales que puedes optar por eliminar para engordar el resultado final. Suponiendo que haya varios artículos similares, el negocio puede ser más rentable de lo que parece cuando solo revisas las declaraciones de impuestos. Tu Business Broker puede ayudarte a resolver esto.
Tenga cuidado con un vendedor que te sugiera que puedes ganar dinero “fuera de libros”. Es una muy mala señal. Alguien que participa en un fraude fiscal probablemente no tendrá reparos en engañarlo a ti también.

Estados financieros detallados.

Los estados financieros que muestran ingresos y gastos, especialmente si se preparan de forma mensual o semanal, pueden ayudarte a comprender el flujo de efectivo del negocio. Y la declaración puede contener pistas importantes sobre el negocio. Por ejemplo, si los registros muestran que el flujo de caja es desigual, como suele ser el caso de un negocio relacionado con el campus en una ciudad universitaria o negocios minoristas que hacen muchos negocios durante las vacaciones, sabrás que necesitas tener suficiente dinero en efectivo a mano para pasar los meses lentos. Otra forma en que un estado financiero puede ser útil es si solicitas estados financieros y el vendedor te entrega una caja de zapatos llena de comprobantes de depósito y cheques cancelados; eso puede decirte que el negocio se está manejando de manera descuidada.

El contrato de arrendamiento.

Para muchos negocios donde la ubicación no es fundamental, no te importará tratar de mantener el contrato de arrendamiento, asumiendo que el vendedor incluso tiene uno. Por ejemplo, una empresa que vende antigüedades de la época de la Guerra de la Independencia de forma muy rentable puede consistir en un sitio web con sede en el garaje reformado del vendedor. O el vendedor puede ser un electricista, plomero o contratista que opera con un alquiler mes-a-mes de muy bajo costo que pocos clientes visitan.
Pero si el negocio es más sensible a la ubicación y opera bajo un contrato de arrendamiento existente, como normalmente sería el caso de un restaurante o negocio minorista, seguramente querrás examinar el contrato de cerca para obtener información esencial como:

El mejor contrato de arrendandamiento

Descarga todos los slides del webinar “Obtenga el mejor “contrato de arrendamiento” para su negocio” presentado por José Miguel Arreaza
Más allá de estos conceptos básicos, una cuestión clave es casi siempre si el contrato de arrendamiento requiere el consentimiento del propietario para que tu te hagas cargo y continúes administrando el negocio en el mismo espacio. Por lo general, es menos probable que esto sea un problema cuando estás comprando una entidad en lugar de activos, porque la corporación o LLC existente continuará siendo el inquilino y no habrá cesión del contrato de arrendamiento. La entidad era el inquilino cuando se firmó el contrato de arrendamiento y seguirá siendo el inquilino después de la venta. Pero ocasionalmente, los arrendamientos a una corporación o LLC requieren el consentimiento del arrendador para que los nuevos propietarios se hagan cargo del arrendamiento. Si el negocio es una corporación o una LLC, y el contrato de arrendamiento no dice nada acerca de obtener el consentimiento del arrendador si alguien compra la entidad, no tienes que preocuparte por si el arrendador pueda oponerse a un cambio en la propiedad del negocio.
Si estás comprando un negocio a través de la venta de activos, hay algunas formas diferentes en que un contrato de arrendamiento puede resolver el problema de si un nuevo propietario de negocio puede continuar como inquilino bajo el contrato de arrendamiento del antiguo propietario. Los siguientes párrafos analizan los principales tipos de cláusulas de arrendamiento que podrían ser relevantes.

No se puede ceder sin el consentimiento del arrendador

El contrato de arrendamiento puede simplemente decir que el negocio no puede cederlo, es decir, ceder el espacio a otra persona sin el consentimiento por escrito del arrendador. Si se trata de un contrato de arrendamiento amigable para el inquilino, puedes continuar porque el propietario no negará injustificadamente ese consentimiento. Incluso con otro lenguaje, los tribunales han dictaminado que el propietario debe ser razonable. Aun así, incluso un propietario que tiene la obligación de ser razonable según el contrato de arrendamiento o según la ley tiene una medida justa de discreción. Por lo tanto, si se necesita el consentimiento del propietario, casi siempre tendrá sentido que el vendedor hable con el propietario con anticipación para tratar de acordar un estándar razonable para aprobar a un nuevo inquilino.
Si el vendedor puede decirle al propietario que tu eres un posible comprador, mucho mejor. El arrendador puede aceptar una cesión si tus credenciales comerciales hacen que sea muy probable que el alquiler se pague con prontitud y tu no harás nada para disminuir el valor de la propiedad. En algunos casos, es posible que tú y el vendedor quieran proponer, o estar dispuestos a aceptar, un pequeño aumento del alquiler como incentivo para que el arrendador lo acepte.

EJEMPLO: Tomas, un propietario único, es dueño de una tienda rentable de deportes ubicada cerca de un estadio de fútbol en un edificio que Tom alquila a Francisco. Justo antes de poner su negocio a la venta, Tomas ejerce la opción de renovar su contrato de arrendamiento por cinco años adicionales por un alquiler de $2,000 al mes. Dado que el alquiler está significativamente por debajo de la tasa actual del mercado, Tomas disfruta de un buen trato. Desafortunadamente, el contrato de arrendamiento prohíbe específicamente una cesión a un nuevo propietario sin el consentimiento del propietario. Una sociedad bien financiada quiere comprarle el negocio a Tomas, pero a los socios les preocupa poder hacerse cargo del arrendamiento. Para alentar al propietario a dar su consentimiento a la sociedad (que en todos los aspectos sería un inquilino ideal), Tomas organiza una reunión para que Francisco pueda conocer a los socios. En la reunión, Francisco se da cuenta rápidamente de que la sociedad lo convertiría en un inquilino de primera clase y, en lugar de asustar a la sociedad con una demanda de alquiler total del mercado, propone que el alquiler se aumente a $2,400 al mes por el resto de la renta, todavía un período de tiempo bastante largo. Este modesto aumento es aceptable para la sociedad a cambio del consentimiento de Francisco a la cesión del arrendamiento.

No se puede asignar.

El contrato de arrendamiento puede decir rotundamente que el vendedor no puede asignarlo. En Florida, esa prohibición es legalmente vinculante. El propietario, por supuesto, es libre de renunciar a esa disposición, por lo que no está de más discutir el tema. Una vez más, ante un nuevo inquilino responsable (como tu) que está listo para hacerse cargo y tal vez incluso aceptar un modesto aumento de alquiler, el propietario puede decir: “Bien, adelante”. Y en la venta de una entidad, esto puede no ser una preocupación, porque la entidad continúa siendo el inquilino y no hay cesión del arrendamiento. Pero algunos arrendamientos anticipan esta situación y establecen que, si el 50% o más de la propiedad de la entidad cambia, se aplica la cláusula de no cesión.

No se dice nada sobre el tema.

El contrato de arrendamiento puede no decir nada sobre el tema de si el inquilino puede cederlo a un nuevo propietario del negocio. En Florida, el vendedor podría ceder el contrato de arrendamiento a su comprador. Pero sigue siendo una buena idea involucrar al propietario, y cooperar, al principio del proceso.

La preocupación del vendedor acerca de la responsabilidad personal.

Además de querer asegurarse de que el contrato de arrendamiento sea asignable, el vendedor se preocupará por si el contrato de arrendamiento lo libera de la responsabilidad del alquiler si un nuevo propietario se hace cargo del negocio. En Florida, incluso en aquellos en los que un inquilino tiene el derecho de ceder el contrato de arrendamiento, el inquilino aún puede ser responsable de pagar el alquiler y cumplir con otras obligaciones bajo el contrato de arrendamiento si el nuevo ocupante no lo hace. Por lo tanto, si el contrato de arrendamiento no especifica que el vendedor ya no será responsable ante el arrendador en caso de una cesión, es posible que el vendedor desee negociar con el arrendador una liberación.
En otra publicación explicaremos cómo hacer que una venta esté supeditada a obtener el consentimiento del propietario para una cesión de arrendamiento. La contingencia también puede referirse a que el arrendador libera al vendedor de su responsabilidad personal una vez que se produce el cierre.
Para obtener más información sobre las cláusulas de arrendamiento y las asignaciones, consulta esta presentación.

Documentos relacionados con la propiedad inmobiliaria.

Si bien la mayoría de los pequeños negocios alquilan el espacio que ocupan, un número significativo es propietario de su propio edificio y tal vez incluso de algunos terrenos circundantes. Si eso es cierto para el negocio que estás considerando y el vendedor está dispuesto a venderte el edificio con el negocio, se necesitarán trámites especiales. Debido a que las leyes y los procedimientos de bienes raíces son diferentes a las leyes de negocios (y muchos dueños de negocios establecen entidades legales separadas para poseer bienes raíces), Deberás buscar orientación de un Agente de Bienes Raíces que tenga experiencia con la transferencia de bienes raíces en el área donde se encuentra el negocio.
Para obtener una introducción a los aspectos de las ventas de bienes raíces, consulta: Florida New Dream
Antes de proceder a comprar un negocio y el edificio en el que se encuentra, querrás ver evidencia clara de que el vendedor es propietario del edificio, generalmente en forma de escritura, una póliza de seguro de título existente o una búsqueda de título reciente preparada por una compañía de seguros de título. Si es posible, también pide ver hipotecas, escrituras de fideicomiso u otros gravámenes o deudas que puedan afectar actualmente el título. Pero no te preocupes si el vendedor no tiene estos documentos disponibles de inmediato; saldrán a la superficie cuando la compañía de títulos realice una búsqueda cuidadosa para preparar un “Commitment (compromiso)” para que se emita una nueva póliza de seguro de título a tu nombre. El compromiso es un documento que detalla lo que debe hacerse legalmente para transferirle la propiedad del edificio. Por ejemplo, debido a la cláusula “due-on-sale (vencimiento en caso de venta)” en una hipoteca o la presencia de un gravamen derivado de una demanda reciente, es posible que el vendedor deba pagar un préstamo hipotecario u otro gravamen en el momento del cierre o antes.

Informes ambientales.

Debido al peligro de juicios basados ​​en la presencia de asbesto, plomo u otros peligros ambientales, es posible que también desees ver algo llamado “Phase 1 Environmental Study (estudio ambiental de Fase I)”. Los problemas ambientales son importantes, porque a veces puedes convertirte en legalmente responsable del costo potencialmente enorme de una limpieza, incluso si el problema existía incluso antes de comprar el negocio. Aunque los verdaderos escenarios de terror son raros, es sensato estar preocupado por los peligros ambientales y requerir una investigación completa de cualquier posible problema ambiental.
El vendedor ya debería haber pensado en la posibilidad de peligros ambientales. La gran mayoría de los negocios no tiene ninguno, como sería el caso, por ejemplo, de un negocio de consultoría que opera desde un espacio alquilado en un edificio nuevo. Pero algunos otros negocios, como lavanderías y gasolineras, pueden tener preocupaciones medioambientales reales, especialmente si han estado en el negocio durante muchos años. Los problemas ambientales potenciales podrían incluir cualquiera de los siguientes:
En estas situaciones y otras similares, el vendedor puede haber consultado a un experto ambiental y obtenido un “Phase 1 Environmental Study (estudio ambiental de Fase I)” para verificar posibles peligros ambientales: contaminación del aire, suelo o agua contaminados, asbesto, etc. En un estudio de Fase I, el consultor investiga la historia del sitio y los sitios vecinos; por lo general, esto incluye entrevistar a personas familiarizadas con el área, mirar fotografías aéreas para verificar los usos anteriores del sitio y revisar los documentos gubernamentales que podrían revelar peligros. Si los hallazgos muestran la necesidad de una mayor investigación, un estudio de Fase II puede ser requerida; esto a menudo implica que ingenieros y químicos analicen el suelo, el aire, las estructuras y el agua subterránea en busca de signos de contaminación.
Dependiendo de la naturaleza del problema y cómo comenzó, el costo de la limpieza puede ser compartido por el vendedor, el propietario, el gobierno y quizás un antiguo ocupante del edificio o propietario de un negocio.
Si crees que existe un posible problema medioambiental, es razonable pedirle al vendedor que presente un estudio de Fase I o que te explique a tu satisfacción por qué no es necesario.

Contratos distintos al arrendamiento.

El arrendamiento de un espacio comercial es solo un tipo de contrato importante que probablemente tenga un negocio. Otros pueden incluir:
Si existen contratos como estos, y si son importantes para el negocio y sus operaciones, probablemente querrás ver los contratos en sí, no solo escuchar lo que dicen. Esto es especialmente cierto si estás pensando en comprar la entidad comercial, y no solo sus activos. En ese caso, estarás sujeto o recibirá los beneficios de esos contratos, por lo que es particularmente importante que sepas lo que contienen. Por supuesto, te alegrarás si descubre que muchos de los contratos contienen términos aceptables; por ejemplo, si heredas un arrendamiento de equipo que exige pagos muy por debajo de las tasas actuales del mercado o un contrato para proporcionar bienes o servicios a un cliente o cliente por una cantidad que produce una ganancia considerable.
Por el otro lado, te sentirás consternado al descubrir contratos desventajosos, por ejemplo, uno que obliga al negocio a realizar pagos considerables por equipos que ya no se necesitan o a proporcionar bienes o servicios a otros a un precio bajo. Si compras la entidad, tendrás que aceptar lo malo junto con lo bueno.

Transferencia de contratos en una venta de entidad.

En la venta de una corporación o una LLC, los contratos generalmente van de la mano con el negocio como cuestión de derecho. Sin necesidad de papeleo por separado, la entidad comercial, bajo la nueva propiedad, obtiene los beneficios y soporta las cargas de los contratos que el negocio firmó bajo la propiedad anterior. Sin embargo, hay dos situaciones en las que un contrato puede no seguir siendo válido en la venta de una entidad:

EJEMPLO: Maria es la único propietaria y empleada de un negocio, una pequeña agencia de publicidad que redacta anuncios para empresas que administran sitios web. Tiene un contrato de dos años con una corporación que, por una tarifa sustancial, obliga a Maria a escribir una serie de anuncios cada mes para el sitio web de un cliente. A mitad del contrato, Maria vende su LLC a Patricia. El cliente puede decidir no cumplir con el contrato ahora que Patricia es la propietaria y está escribiendo los anuncios. El cliente se inscribió para obtener las habilidades especiales de Maria, y no las habilidades desconocidas de un comprador desconocido.

Por lo general, no existe un requisito legal de que un comprador notifique a los, proveedores y clientes cuando se produce una venta y una entidad tiene un nuevo propietario. Aun así, generalmente tiene sentido que tú y el vendedor avisen a las otras partes para que la transición sea fluida. Especialmente en contratos importantes en los que la otra parte puede estar nerviosa por una sustitución no anunciada, tú y el vendedor querrán poner energía para convencer a los proveedores y clientes de que está equipado para cumplir con todas las obligaciones existentes.

Transferencia de contratos en una venta de activos.

La mayoría de los contratos comerciales contienen una cláusula que requiere el consentimiento de la otra parte antes de que el vendedor pueda cederse el contrato. Por lo tanto, en la mayoría de las situaciones de venta de activos, el vendedor primero deberá obtener el permiso por escrito de la otra parte para cada contrato y luego transferir formalmente cada contrato mediante un documento de cesión. En otras publicaciones explicamos cómo hacer esto.
Si el contrato no requiere permiso, el vendedor es libre de transferirlo, a menos que el contrato contemple claramente la prestación de servicios por una persona específica. Suponiendo que no exista una cláusula que requiera consentimiento para la cesión y que el contrato no involucre servicios personales, el vendedor es libre de transferir un contrato para que tu puedas obtener sus beneficios.
Durante la etapa de Due Diligence (debida diligencia), querrás revisar todos los contratos existentes, analizar la transferencia o una situación de cesión y decidir si tú y el vendedor deben comunicarse con la otra parte contratante para mantener el contrato en vigor después de que tu te hagas cargo del negocio.
Si decides que ponerse en contacto con la otra parte es obligatorio o apropiado, por lo general es mejor que el vendedor comience con una llamada telefónica o una reunión para discutir la probabilidad de que se te venda el negocio y explicarle que al vendedor le gustaría transferir el contrato. Si la otra parte está de acuerdo con la transferencia, el vendedor puede presionar más y tratar de liberarse de la responsabilidad futura del contrato. Desde tu punto de vista, tú necesitas ver una prueba por escrito de que el vendedor ha recibido permiso para transferir el contrato. Idealmente, te gustaría ver un acuerdo o enmienda formal en el que la otra parte contratante aprueba la transferencia, pero una carta a tal efecto normalmente será suficiente.

Información sobre cuentas por cobrar.

Muchos negocios llevan a cabo tratos comerciales importantes sin documentos formales escritos. Por ejemplo, un negocio puede enviar pedidos con la expectativa de ser pagados en 90 días, sin tener más que registros de pedidos y envíos. Si esperas recibir el pago de los pedidos que se envían antes de cerrar la venta de la empresa, deberás revisar estas cuentas detenidamente para estar razonablemente seguro de que se realizará el pago.
Para facilitar esta revisión, ve si el vendedor puede proporcionar información sobre lo que se denomina “antigüedad” de cada cuenta (cuánto tiempo ha tardado previamente ese cliente en pagar, por ejemplo, 30, 60 o 90 días). Cuando los clientes pagan a tiempo de manera confiable, normalmente te sentirás cómodo poniéndote en el lugar legal del vendedor. Pero debes solicitar una reducción en el precio de venta para las cuentas que tienen un historial de pago tardío o que pagan solo después de repetidas reclamaciones. O, dependiendo de qué tan malas sean, tú y el vendedor pueden acordar eliminar esas cuentas de la venta por completo. En otras publicaciones explicamos cómo puedes tratar las cuentas por cobrar en el acuerdo de venta.

Registros de la corporación o LLC.

Si estás comprando la entidad comercial, no solo los activos de la empresa, tú y tu Business Broker querrán ver los registros relacionados con la entidad.

Compra de una corporación.

Antes de comprar las acciones de una corporación, querrás examinar el libro de registro corporativo, que debe contener cosas como los documentos de incorporación originales (llamados artículos de incorporación), documentos relacionados con el registro de nombres comerciales, y cualquier marca registrada, estatuto, lista de accionistas, acta de las reuniones de la junta directiva o documentos escritos (llamados consentimientos) que muestren las acciones legales tomadas por los accionistas y directores en papel en ausencia de una reunión física. También debes solicitar ver copias de los informes que el negocio ha presentado ante las autoridades estatales.
Si, como algunos propietarios de pequeñas negocios, el vendedor no ha creado actas corporativas, resoluciones de la junta o consentimientos por escrito para las acciones tomadas sin una reunión desde el día en que se formó la corporación, el vendedor tendrá que ponerse al día. Como mínimo, esto significa que el vendedor tendrá que crear registros de las acciones que normalmente se toman en las reuniones anuales de accionistas y directores. Como mínimo, los registros de la junta anual de accionistas deben documentar la elección de las personas para formar parte de la junta directiva. De manera similar, los registros de las reuniones anuales de la junta directiva deben documentar la elección de los funcionarios. Y el vendedor debe preparar registros de cualquier decisión corporativa importante que habitualmente toma la junta, como arrendar bienes inmuebles o pedir dinero prestado.
Puedes estar nervioso por aceptar documentos corporativos preparados después de los hechos. Pero, afortunadamente, existe una forma perfectamente legal y aceptada para que el vendedor cree registros actuales de las acciones que deberían haberse tomado en reuniones que nunca se llevaron a cabo: el vendedor simplemente prepara documentos escritos (consentimientos) actuales que ratifican (aprueban) actividades pasadas. Digamos, por ejemplo, que los accionistas corporativos no celebraron una reunión anual de accionistas o directores durante los últimos tres años y no firmaron los consentimientos escritos oportunos en lugar de estas reuniones. Para llenar este vacío, los accionistas actuales pueden firmar un “Written Consent in Lieu of Shareholders’ Annual Meetings (Consentimiento por de los accionistas de Reuniones Anuales)” para los años en cuestión. El consentimiento por escrito podría indicar que los accionistas reconocen que Jose y Maria fueron seleccionados para servir como directores corporativos para 2017, 2018 y 2019 y que los accionistas están ratificando los servicios de estos dos como directores corporativos para esos años. Luego, el vendedor pondría la fecha actual en el consentimiento por escrito. Él o ella pueden preparar un consentimiento escrito similar para que los directores lo firmen con respecto a los funcionarios corporativos y cualquier otra decisión corporativa importante que deba ser ratificada.
Si el vendedor está desconcertado acerca de cómo crear registros corporativos, sugiérele que consulte a tu Business Broker, que le explicará los tipos de decisiones corporativas que deben documentarse a través de actas o consentimientos escritos y le mostrará al vendedor exactamente cómo hacerlo. E igualmente importante, le mostrará al vendedor cómo arreglar legalmente los agujeros en los registros corporativos.

Compra de una compañía de responsabilidad limitada.

Si estás comprando una LLC, técnicamente estará comprando la membresía de interés de cada propietario. De ello se deduce que querrás ver los registros organizativos de la LLC. El vendedor puede tener o no registros formales, libros que se asemeja a los mantenidos por una corporación; la ley permite que las LLC opten por un papeleo mínimo. Pero, como mínimo, necesitarás ver el documento que creó la entidad, llamados artículos de organización, y un acuerdo operativo formal si hay dos o más miembros de la LLC (tal vez incluso si solo hay uno miembro). Y, si una LLC de varios miembros lleva a cabo sus asuntos con la misma formalidad que una corporación, también querrás ver las actas de las reuniones de membresía o los consentimientos por escrito de los miembros para las acciones tomadas por el negocio.
Si el vendedor necesita ayuda con los registros de la LLC, puedes recomendarle que consulte a tu Business Broker, para que le explique cómo mantener o crear, los mismos tipos de registros de entidades que las corporaciones han mantenido tradicionalmente.

Licencias y permisos.

En muchas localidades, todos los negocios deben obtener una licencia comercial básica. Además, muchos negocios, desde restaurantes y tiendas de armas hasta servicios de reparación de viviendas y salones de peluquería, requieren licencias y permisos especializados de las autoridades estatales y/o locales, y ocasionalmente del gobierno federal. Algunos tipos de licencias pueden transferirse fácil y legalmente, especialmente si estás comprando una entidad. Pero otros, especialmente aquellos que se basan en la capacitación o las habilidades personales de un propietario, pueden ser más difíciles de transferir o pueden no ser transferibles en absoluto.
Por ejemplo, si estás comprando una empresa de ingeniería civil que está establecida como una corporación profesional, la ley estatal puede requerir que cada accionista comprador tenga una licencia de ingeniero civil. De manera similar, si estás comprando una LLC que opera un restaurante y bar, puede ser necesario que una junta estatal de licores investigue y te apruebe a ti y a cualquier otro miembro nuevo de la LLC antes de que se pueda aprobar tu permiso como propietario.
Seguramente querrás conocer todas las licencias y permisos actuales, tanto para resolver problemas de transferencia como para asegurarte de que, a medida que se opera, el negocio cumple requisitos gubernamentales mínimos para negocios de este tipo. Tiene sentido para ti y el vendedor consultar con la autoridad de licencias para cada licencia o permiso requerido para saber cuáles se pueden transferir y cuáles no. Y mientras lo haces, averigua qué procedimientos son necesarios para asegurarte de que la empresa obtenga todas las licencias necesarias contigo como nuevo propietario.
No desees esperar hasta el día del cierre para descubrir que habrá una demora en la transferencia u obtención de una licencia o permiso necesarios. Por ejemplo, si estás comprando una empresa de control de plagas, es posible que debas realizar y aprobar un examen de licencia estatal. Es posible que estos exámenes se ofrecen con poca frecuencia, quizás sólo cuatro veces al año.
Un vendedor alerta puede darte un resumen de la información de licencias como el que se muestra a continuación.
Tipo de licencia necesaria
Fecha de caducidad
Autoridad para licenciar
¿Se necesita permiso para transferir?
Licencia de cerveza y vino
31 de diciembre de 20xx
Junta estatal de alcohol
Si
Licencia de licor30 de junio de 20xx
Junta Estatal de Alcohol
Si
Licencia sanitaria30 de abril de 20xxComisión de Salud del Condado
Se necesita Re-inspección. Permisos necesarios para renovaciones.
Licencia de entretenimiento
30 de septiembre de 20xxDepartamento de policía de la ciudad
No
Licencia de impuestos sobre las ventas.30 de noviembre de 20xxJunta de Ingresos del EstadoNo

Propiedad intelectual.

Dependiendo del negocio que estés considerando, parte o incluso la mayor parte de su valor puede residir en sus patentes, derechos de autor, marcas comerciales, nombres o secretos comerciales. Estos derechos se conocen ampliamente como propiedad intelectual. Tú, y cualquier Business Broker que consultes, querrán ver cualquier documento relacionado con la propiedad intelectual del negocio, especialmente aquellos que confirmen la propiedad de la propiedad intelectual. Estos documentos te ayudan a evaluar qué tan segura será esta propiedad si hay un desafío legal. En la práctica, si el negocio tiene poca o ninguna propiedad intelectual, dedicarás poco o ningún tiempo a este detalle.
Sin embargo, especialmente si el negocio se encuentra en los campos de la publicación o el software o si sus productos clave están protegidos por patentes, su revisión será parte de una auditoría formal de propiedad intelectual en la que tú, junto con la ayuda profesional adecuada, evaluarás el valor de la propiedad intelectual y evaluar el riesgo de posibles reclamaciones por infracción. La auditoría tendrá dos etapas. Primero, obtendrás información del vendedor sobre cómo se creó la propiedad intelectual y qué se ha hecho para protegerla. Esto incluirá copias de documentos de derechos de autor, patentes y marcas comerciales. Luego, tú y tu consultor profundizarán, revisando todos los registros posteriores, los acuerdos con los autores u otros tipos creativos y, especialmente en lo que respecta a los secretos comerciales, la seguridad, precauciones adoptadas por el vendedor para asegurarse de que se han mantenido el secreto.
A continuación, te ofrecemos una breve explicación de los distintos tipos de propiedad intelectual y una lista de documentos que tú y tu Business Broker deben solicitar ver en cada categoría.

Patentes

Una patente es un documento emitido por la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos (PTO, por U.S. Patent and Trademark Office) que otorga un monopolio durante un período limitado sobre el uso y desarrollo de una invención (patente de utilidad) o sobre un diseño para un objeto útil (patente de diseño). El derecho de patente de utilidad tiene una duración aproximada de 17 a 18 años; el derecho de patente de diseño tiene una duración de 14 años. Tu y tu Business Broker querrán ver:

Derechos de autor (Copyrights)

Un derecho de autor es un derecho legal otorgado al creador de una “obra de autoría”. En el entorno típico de un pequeño negocio, esto puede incluir cosas como folletos, folletos, textos publicitarios, jingles, videos y software. El propietario de los derechos de autor puede impedir que otros copien, vendan, exhiban, realicen o modifiquen el trabajo durante un período de tiempo significativo. Los derechos de autor de las obras creadas después de 1977 por individuos suelen tener una duración de la vida del autor más 70 años adicionales. Los derechos de autor de las obras creadas por los empleados para sus empleadores tienen una duración de 95 años a partir de la fecha de publicación, o 120 años a partir de la fecha de creación, lo que ocurra primero.
Un negocio adquiere derechos de autor sobre las obras que crea independientemente de si registra la obra en la Oficina de derechos de autor de EE. UU. (U.S. Copyright Office). Sin embargo, un negocio debe registrar el trabajo antes de demandar a alguien por infracción. Si el negocio que estás investigando tiene derechos de autor que se le transferirán como parte de la venta, tu y tu Business Broker querrán ver:

Marcas comerciales y marcas de servicio (Trademarks and Service Marks).

Una marca comercial es una palabra, frase, logotipo, símbolo gráfico u otro dispositivo distintivo que se utiliza para identificar la fuente de un producto y para distinguir los productos de un fabricante o comerciante de los de cualquier otra persona. Algunos ejemplos son las computadoras Dell y el software de Microsoft. Una marca de servicio cumple la misma función que una marca comercial, pero para los servicios de una empresa en lugar de un producto en particular; por ejemplo, AOL es una marca de servicio para los servicios de America Online. Se aplica la misma ley a ambos tipos de marcas. El propietario de una marca comercial o de servicio puede evitar que otros la utilicen de una manera que confunda a las personas sobre los productos o servicios que ofrece el propietario o sobre su origen.
Nombres comerciales y marcas comerciales (Business Names y Trademarks). Un nombre comercial es el nombre formal de una empresa. Por ejemplo, Ford Motor Company es un nombre comercial. Un nombre comercial se usa para cosas como abrir cuentas bancarias, pagar impuestos, pedir suministros y presentar demandas. Un nombre comercial puede convertirse en una marca comercial o una marca de servicio cuando se usa para identificar productos o servicios (por ejemplo, un automóvil Ford). Incluso si no estás seguro de si el nombre comercial del negocio que estás comprando equivale a una marca comercial, debe tratarlo como tal a los efectos de tu compra. En otras palabras, el vendedor debe transferirte el nombre comercial (y cualquier beneficio que lo acompañe). El vendedor también debe proporcionarte toda la documentación de que el nombre comercial se ha registrado con el secretario de estado.
Al igual que con los derechos de autor, un negocio puede registrar una marca comercial o de servicio con el gobierno federal, pero incluso si no lo hace, tiene derechos legales sustanciales simplemente por ser la primera en usar la marca. Si el vendedor te va a transferir marcas comerciales como parte de la venta de un negocio, tú y tu Business Broker querrán ver:

Secretos comerciales.

Un secreto comercial es cualquier fórmula, patrón, dispositivo físico, idea, proceso o compilación de información, o virtualmente cualquier otra información, que (1) no es generalmente conocida o no se puede determinar fácilmente por los competidores de una empresa, (2) ofrece al negocio una ventaja económica real o potencial sobre otras, y (3) es tratada por el negocio de una manera que se puede esperar razonablemente que impida que el público o los competidores se enteren.

Trade Secret NDA

Para que el vendedor se sienta tranquilo al entregarte la información completa de sus secretos comerciales, pueden suscribir el Acuerdo de No Divulgación de secretos comerciales.
A diferencia de los valiosos derechos de autor y patentes, que muchas empresas no poseen, casi todos los pequeños negocios poseen secretos comerciales. Para que no consideres que el negocio que estás comprando es una excepción, piensa en tu lista de clientes o clientes o en tu lista de proveedores. Estas listas pueden ser y a menudo son secretos comerciales, y con frecuencia son una parte importante de lo que estás pagando. Los secretos comerciales, que están protegidos por la ley estatal, no están registrados en ninguna oficina pública. Para obtener una orden judicial para evitar que otra persona utilice indebidamente un secreto comercial, un negocio debe demostrar que el material es realmente secreto y que ha tomado precauciones razonables para mantenerlo en secreto. Tu y tu Business Broker querrán ver:
Solicite AHORA:

Listado de Negocios

Es posible que estes interesado en comprar un negocio en marcha en los U.S.A; solicite aquí un listados de negocios disponibles para ser adquiridos inmediatamente.
Scroll to Top